7 lugares escondidos y pocos conocidos de Ibiza

Si quieres descubrir algunos lugares tranquilos, escondidos y poco conocidos, en Ibiza encontrarás infinidad de ellos.

En esta guía, te mostramos pequeños pueblos con encanto, calas solitarias y parajes naturales de belleza única que te invitamos a conocer. Se trata de rincones que han permanecido al margen del ajetreado ambiente de la isla, de las discotecas y de las playas a rebosar de bañistas. ¿Te apetece descubrirlos con nosotros?

Cala Llentia

A pesar de su difícil acceso y las inexistentes indicaciones para llegar a esta cala, formada por pequeñas rocas y ubicada en la costa suroeste de Ibiza, ¡es posible llegar a ella!

Se trata de una cala diminuta, que cuenta con una orilla rocosa, a menudo, colmada de posidonia oceánica, y que destaca por poseer un encanto especial. Es una playa virgen con una ruinosa caseta varadero y un entorno de gran belleza, perfecto para aquellos a los que les guste la soledad.
Además, junto a la cala, encontrarás un monumento formado por trece columnas de basalto a diferentes alturas, realizado por el artista Andrew Rogers, según las indicaciones del fundador del conocido Cirque du Soleil. Cabe destacar que la columna situada en el centro se cubrió con pan de oro, con el objetivo de reflejar de un modo espectacular los últimos rayos de sol. Esta obra escultórica es conocida por muchos como el
‘Stonehenge de Ibiza’.

Es Portitxol

Es Portitxol es una playa aislada, poco conocida y muy solitaria, cuya belleza sorprende a quienes la visitan. Sus aguas cristalinas, sus acantilados y naturaleza exuberante te dejará sin palabras.

El acceso a ella se lleva a cabo por un sendero semiescondido que transcurre por una escarpada ladera y que no resulta nada sencillo. Por este motivo, quizá, lo más recomendable es acceder a la playa desde el mar.

La cala, que cuenta con algunas casetas varadero, no ofrece ningún servicio. De modo que, si tienes pensado visitarla, lo mejor es que vayas provisto con todo lo que puedas necesitar.

Las puertas del cielo

En los alrededores de la localidad de Santa Inés, en el norte de la isla, encontrarás un mirador espectacular, con vistas a las islas de Ses Margalides, y conocido como Sa Penya Esbarrada o las Puertas del Cielo.

Se encuentra ubicado en una de las zonas más solitarias de Ibiza, en un lugar lleno de magia, desde donde podrás contemplar una puesta de sol única.

Su nombre viene dado porque en uno de los islotes que se encuentra frente al mirador hay un arco natural de piedra, similar a una puerta, por donde el mar parece extenderse hasta no tener fin.

Para llegar a este recóndito lugar, puedes hacerlo recorriendo un sendero panorámico con inicio en Cala d’Hort, que, además, te permitirá disfrutar de unas vistas incomparables y descubrir paisajes impresionantes.

Cueva de Ses Fontanelles

Esta cueva, ubicada bajo una roca de grandes dimensiones, se ubica en la ladera sur del Puig Nonó, al norte de San Antonio. Es también conocida como Sa Cova des Vi, puesto que, antiguamente, esta cueva sirvió como lagar y en ella se realizaban algunas tareas relacionadas con el vino.

En su interior, encontrarás unas pinturas rupestres de gran interés, que podrían datar de la Edad de Bronce. A pesar de que, con el objetivo de preservarlas, la entrada a la cueva se encuentra cerrada, llegar hasta este lugar merece la pena para contemplar una magnífica panorámica de la zona.

Además, es bastante habitual ver alguno que otro escalador ascendiendo por las verticales rocas en las que se encuentra la cueva.

San Juan

San Juan es una pequeña villa del norte de la isla, tranquilo y poco frecuentado por turistas, que ha sabido mantener toda su esencia y donde el tiempo parece que se haya detenido.

Debido a que el turismo de masas todavía no ha llegado, aquí todo es auténtico y las costumbres ibicencas siguen profundamente arraigadas.
Descubrir esta diminuta localidad en cualquier momento siempre resulta una experiencia de gran interés, pero si lo haces en domingo, ¡mucho mejor! Al ser el día de mercadillo, siempre podrás realizar unas compras, dar un paseo tranquilo o probar el típico licor de hierbas artesanal en alguno de los bares de los alrededores.

Y si buscas alguna playa tranquila en la zona, no te puedes perder cala Xarraca, cala Xuclar o s’Illot des Renclí.

Punta Galera

A tan solo cuatro kilómetros de San Antonio, encontrarás Punta Galera, una cala de roca lisa que conforma un paisaje salvaje de lo más sorprendente.

Este tramo de costa agreste, con terrazas de rocas planas a distintos niveles para poder tumbarse a tomar el sol, es tranquilo y solitario. De hecho, su principal característica es el silencio y no es de extrañar encontrar algún incondicional practicante de yoga, realizando sus rutinas diarias.

Punta Galera carece de servicios y no dispone de chiringuitos. Tampoco cuenta con indicaciones que faciliten el acceso, ni arena donde descansar cómodamente en la toalla. A pesar de ello, resulta el lugar ideal para hacer nudismo y, a la vez, disfrutar de la tranquilidad y la calma.

Sa Pedrera

Sa Pedrera, también conocido como Atlantis, es uno de los rincones más apartados y espectaculares de Ibiza. Por su proximidad a los islotes de Es Vedrá y Es Vedranell, siempre se ha asociado con la espiritualidad e, incluso, con la magia.

Esta antigua cantera se ha convertido, hoy en día, en un lugar mágico para muchos visitantes y turistas. Fue a finales de los años sesenta, cuando los hippies que llegaron a Ibiza lo convirtieron en todo un santuario. Desde entonces, se han ido esculpiendo en las rocas algunas figuras, como Budas, peces u otras, que han originado un paisaje de lo más especial.

Las rocas poseen algunos cortes en diagonal que, al llenarse de agua, forman una especie de piscinas naturales, muy curiosas y de poca profundidad.

Si tienes pensado darte un baño en este lugar, recuerda llevar un par de toallas para tumbarte. Además, recuerda que es perfecto para la práctica del nudismo.

En Ibiza son muchos los rincones poco conocidos, pero capaces de sorprender a cualquiera por su excepcional belleza. Además de los que te hemos mostrado, la cala d’Albarca, la playa de Es Canaret, la cueva de Es Culleram, el Puente viejo de Santa Eulalia o el paraje natural dels Amunts son algunos de ellos. ¡Descúbrelos y disfruta de toda la esencia de Ibiza!

En el blog de Blau Parc Hotels | Ibiza romántica: los mejores planes en pareja

You might also enjoy