Cala de San Vicente en Ibiza: tranquilidad y buena gastronomía

En la zona norte de Ibiza, encontrarás la Cala de San Vicente, una hermosa playa, perfecta para disfrutar de tus vacaciones familiares. Se encuentra ubicada a pocos kilómetros de la localidad de San Carles de Peralta, conocida por ser un punto de encuentro de la comunidad hippy.

Cala San Vicente, en una amplia bahía rodeada de pinares, es perfecta para ti si buscas un lugar tranquilo que conserve aún todo su encanto. ¿Te gustaría conocerla?

Una playa extensa y tranquila

La Cala de San Vicente, también conocida como «Sa Cala», es una playa bastante extensa, de aguas limpias y transparentes, situada en la zona noroccidental de Ibiza. Frente a ella, en el horizonte, destaca la silueta del islote de Tagomago.

Es una playa tranquila que, además, al estar rodeada de montañas, se halla protegida de los vientos estivales. Es una playa extensa que cuenta con un amplio arenal y que, raramente, soporta grandes aglomeraciones. Aquí podrás disfrutar del espacio y no tendrás problemas para colocar la toalla.

Destaca su magnífico entorno natural, con frondosos bosques de pinos que rodean toda la cala, y que, hoy en día, a pesar del desarrollo turístico de la zona, permanece prácticamente intacto. Merece la pena detenerse un momento a contemplar el contraste de la vegetación con el azul turquesa del agua. ¡Lo más parecido a una imagen de postal!

A ambos lados de la cala aún se conservan algunas casas tradicionales de pescadores, que nos recuerdan cómo era la vida de antaño y que hacen que la cala mantenga toda su esencia.

Servicios en Cala de San Vicente

Además de poseer un entorno natural excepcional, esta playa cuenta con una gran variedad de servicios, tales como restaurantes, supermercados, comercios o escuelas de buceo, entre otros. Dispone de duchas y pasarelas de madera, que facilitan el acceso a la arena.

A lo largo de la playa, se extiende un paseo en el que encontrarás diversidad de terrazas para tomar algo o restaurantes, a pie de playa, donde disfrutar de una amplia oferta gastronómica. Algunos de ellos cuentan con años de historia y son conocidos por la exquisita elaboración de sus platos típicos de la cocina mediterránea.

La playa también ofrece servicio de alquiler de hamacas y sombrillas, así como también de material para la práctica de deportes acuáticos.

Asimismo, desde la Cala de San Vicente existe la posibilidad de realizar algunas excursiones en barco hacia la isla de Tagomago o a la Cueva de Es Culleram, entre otros lugares.

La Cala de San Vicente es perfecta para disfrutar de una jornada de playa tranquila, lejos de las playas más masificadas de la isla. Es, precisamente, por su ambiente tranquilo, que es la preferida por las familias.

Cómo llegar a Cala San Vicente

Hasta bien entrados los años 30, al no existir ninguna carretera, esta playa se mantenía bastante aislada del resto de la isla. Hoy en día, sin embargo, el acceso es sencillo y podrás llegar a la cala sin problema.

Si accedes desde Sant Joan, deberás tomar la carretera PM-811; y si lo haces desde Santa Eulalia, deberás tomar la PM-810 y seguir las indicaciones hacia la cala.

La carretera que da acceso a la playa, estrecha y con curvas, discurre por una zona montañosa de gran belleza. Antes de llegar, en el margen derecho, encontrarás un mirador que te permitirá contemplar, de primera mano, la belleza de este lugar. Disfruta de un día de playa en la Cala de San Vicente, sin aglomeraciones, con tranquilidad y en un entorno natural magnífico.

You might also enjoy