Cala Bassa en Ibiza, una playa perfecta para familias

¿Te gustaría conocer una de las mejores playas de Ibiza? Cala Bassa es una de las playas preferidas por turistas y residentes, y también de las más concurridas de toda la isla. Será por su belleza, por su cómodo acceso o, quizás, por su ambiente familiar.

Sus aguas son limpias y transparentes, además de tranquilas y poco profundas. Su bahía cerrada hace que parezca una auténtica piscina natural, perfecta para el disfrute de los más pequeños. ¿Quieres saber más sobre cala Bassa? ¡Sigue leyendo!

Un entorno único

Cala Bassa es una playa ubicada en la zona oeste de la isla. Su arena fina y sus cálidas aguas de color turquesa la hacen excepcional.

La playa, que cuenta con bandera azul, se encuentra rodeada por un denso pinar y un entorno natural fantástico. Es habitual encontrar grupos de visitantes disfrutando de la tranquilidad, bajo la sombra de un pino o de una vieja sabina.

En el extremo más oriental de la playa, hay una zona de pequeños acantilados, donde es habitual que los bañistas se amontonen para demostrar sus habilidades realizando saltos y otras acrobacias.

Si quieres visitar Cala Bassa y encontrar un lugar donde colocar la toalla, es importante que acudas a ella relativamente temprano. Piensa que se trata de una playa bastante masificada, especialmente durante los meses de julio y agosto.

Una playa con todos los servicios

Cala Bassa dispone de un magnífico entorno natural, que, para nada, está reñido con una gran oferta de servicios.

En la playa tienes la posibilidad de alquilar hamacas y sombrillas y de practicar infinidad de deportes acuáticos. Pero, sin duda, lo más destacado es el Cala Bassa Beach Club, un chiringuito que, a pesar de que no es apto para todos los bolsillos, resulta un buen lugar para sentarte a tomar un refresco o un helado. Ocupa casi toda la playa, de punta a punta, y su restaurante te ofrece múltiples opciones gastronómicas para comer o para cenar.

Por si llegas con tu vehículo propio y eres de los que no madruga, la playa dispone de un aparcamiento de pago. Pagarás, actualmente, 5 euros, pero te llevarás un cupón válido para tomar un refresco o una cerveza en el chiringuito.

Ideal para familias

Esta playa es una de las preferidas por las familias con niños. Además de ser una playa de fácil acceso con infinidad de servicios, sus aguas son limpias y transparentes, poco profundas y con poco oleaje. Por este motivo, resulta ideal para que los más pequeños se den un chapuzón y los padres puedan disfrutar de la tranquilidad. ¡Un reclamo para toda la familia!

Al encontrarse en una bahía cerrada, se halla protegida de vientos y mareas, y parece más una piscina natural que una playa. Cala Bassa también cuenta con poca pendiente y ofrece muy buena visibilidad desde cualquier punto.

Un añadido a tener en cuenta es que la cala dispone también de baños públicos y servicio de socorrista.

Cómo llegar a Cala Bassa

Si deseas acceder a la playa desde la ciudad de Ibiza, deberás dirigirte a Sant Josep. Allí, tomar la carretera PM-803 y seguir el desvío hacia cala Bassa y cala Tarida. Si vienes desde Sant Antoni de Portmany, no tendrás ni que coger el coche, puesto que hay un servicio de ferry regular que te dejará en la misma cala, tras unos 15 minutos de trayecto.

You might also enjoy