La Catedral de Ibiza

Sublime, grandiosa y majestuosa. Así se presenta la Catedral de Ibiza, más conocida como Catedral de la Virgen de las Nieves o Catedral de Santa María, cuya silueta podrás reconocer desde cualquier punto de la ciudad.

Ubicada en la parte más elevada del Puig de Vila, en el casco antiguo de Ibiza, la catedral se ha convertido en uno de los imprescindibles de la ciudad. Tras un recorrido por las callejuelas de Dalt Vila, este edificio de diferentes estilos e interiores sobrios y austeros, es el mejor lugar para disfrutar al caer el sol de unas vistas espectaculares.

La Catedral de Santa María de las Nieves

La antigua Iglesia de Santa María o de la Virgen de las Nieves se construyó en la parte más elevada de la ciudad en el siglo XIII, sobre la antigua mezquita de Yebisah y tras la conquista catalana en el año 1235.

El primer edificio solo ocupaba el espacio de la nave central, siendo ampliado en siglos posteriores con la construcción del ábside gótico, de una sacristía, de la torre del campanario y de las capillas laterales.

Ya en el siglo XVIII, al estar la iglesia muy deteriorada, se iniciaron las obras de remodelación del edificio a cargo de los maestros Pere Ferro y Jaume Espinos. Con esto, no solo se mejoró el estado del templo, sino que también se modificó la ornamentación interior, siendo unificados todos los espacios interiores al estilo barroco. Fue en el año 1782, una vez finalizadas las obras, cuando la Iglesia de Santa María adquiere el rango de Catedral.

Después de estas sencillas explicaciones, seguramente, entenderás mejor por qué el edificio actual responde a diferentes estilos arquitectónicos.

De su espacio interior, destacan las tallas religiosas, dedicadas a la Virgen de las Nieves, a San Ciriaco, a la Virgen de los Dolores o al Cristo Yacente. La imagen de la Virgen data del año 1937 y preside el altar mayor. Se encuentra ubicada en el interior de una hornacina con forma de baldaquino. Si te apetece, también puedes visitar un museo situado en la sacristía del templo.

Catedral dedicada a Santa María

La Catedral de Ibiza rinde culto a Santa María la Mayor, que es el nombre con el que se conoce a la Virgen de las Nieves, patrona de Ibiza y Formentera.

Antes de la conquista catalana, que tuvo lugar el 8 de agosto del año 1235, las tropas cristianas realizaron el juramento de dedicar un templo a la Virgen en caso de salir victoriosos. Este es el motivo por el que decidieron construir esta iglesia y conmemorar, de este modo, la conquista de Ibiza.

Asimismo, el día 5 de agosto se celebra la festividad de Santa María como Patrona de Ibiza, siendo un día festivo en toda la isla.

Y como curiosidad, esto también explica que muchas mujeres en Ibiza respondan al nombre de Nieves o Neus, su equivalente en ibicenco.

Visita al Museo diocesano de Ibiza

El Museo Diocesano de Ibiza, también conocido como Museo de la Catedral, se ubica en la sacristía y en la sala capitular de Catedral.

En su interior, se conserva y se expone una completa colección de arte litúrgico desde el siglo XIII al siglo XX, con múltiples piezas relacionadas con el arte litúrgico en las Pitiusas. Entre ellas, destacan esculturas, pinturas y otras piezas de interés. Tampoco podemos dejar de mencionar la colección de joyería tradicional ibicenca que incluye rosarios y cruces de joyería típica de la isla.

El museo, que abrió sus puertas en el año 1965, fue remodelado a finales de los años 90. Fue renovado de nuevo en el año 2006, pasando a ser un contrastado espacio de estilo contemporáneo.

Permanece abierto todo el año de lunes a sábado de 10:00 a 13:30 horas. Sin embargo, durante el mes de noviembre, únicamente podrás visitarlo de miércoles a sábado.

Castillo de Dalt Vila

Junto a la Catedral de Santa María de las Nieves encontrarás el Castillo de Dalt Vila que, durante muchos años, acogió la sede del Gobierno. Su interior acogía la Casa del Gobernador, donde residían los responsables militares púnicos, romanos y árabes.

Su entrada principal se halla precedida por una curiosa escalera, obra del arquitecto Elías Torres. Sin embargo, para contemplar una panorámica espléndida del conjunto formado por el castillo, la Torre del homenaje y la Casa del Gobernador, lo mejor es que acudas a los baluartes de Sant Bernat y Sant Jordi, ubicados en la parte posterior de la Catedral.

Los edificios que puedes ver en la actualidad, hoy convertidos en Parador de Turismo, se construyeron sobre una edificación musulmana y datan de los siglos XVI y XVIII. Hasta el año 1973 fueron de uso militar, para formar parte, posteriormente, de la propiedad municipal.

Horarios de visita a la Catedral de Ibiza

La entrada a la Catedral de Ibiza es libre, es decir, puedes acceder de forma gratuita y visitarla dentro de sus horarios de apertura. Durante los meses de otoño e invierno, la Catedral permanece abierta de 10 a 13:30 horas, mientras que durante los meses de primavera y verano, también podrás realizar la visita entre las 17 y las 20 de la tarde.

Si deseas visitar la Catedral de Ibiza con un guía, una buena opción es hacerlo con los free tour que algunas empresas como, por ejemplo, Ibiza Fun Tours, organizan en Dalt Vila. Tienen una duración aproximada de dos horas y media, y no tendrás que pagar nada por adelantado. De hecho, una vez finalizado el tour, cada persona valora la visita y entrega al guía el importe que considere adecuado según su intervención.

Para reservarla, tan solo deberás seleccionar la fecha y horario que prefieras, y… ¡Listo! Recuerda que esta actividad es guiada en español.

Lo cierto es que la zona ocupada por la Catedral y el Castillo de Ibiza en Dalt Vila, con sus calles y plazas empedradas, es una de las más encantadoras de la ciudad. Aquí también encontrarás una gran variedad de bares, restaurantes y comercios entre los que elegir. Puedes aprovechar para dar un paseo y, desde lo más alto, disfrutar de una panorámica única.

You might also enjoy